evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Tatuadores, tatuados: en busca de la individualidad
14:57 ARTE Y CULTURA
En Oriente, los tatuajes tienen un papel social, religioso y místico, y acompañan al sujeto en sus ritos de transición; sin embargo, en Occidente han sido vistos como marcas de infamia y criminalidad.

París, (COMUNICA).- Del 6 de mayo del 2014 al 18 de octubre del 2015, el Musée du Quai Branly de París estará presentando una exposición excepcional sobre la tinta en la piel. Tatoueurs, Tatoués (Tatuadores, Tatuados) nos muestra la historia fenomenológica de los tatuajes como muy probablemente no se ha contado antes. La exposición regresa a los orígenes del tatuaje y presenta la forma renovada de este fenómeno en su manifestación ahora permanente y globalizada.
 


La exposición hace hincapié en las diferencias de intención cuando se trata de pintar la piel en Oriente o en Occidente. En el primero, los tatuajes tienen un papel social, religioso y místico, y acompañan al sujeto en sus ritos de transición; conversamente, en Occidente han sido vistos como marcas de infamia, criminalidad y atracción de circo y como una marca de identidad para tribus urbanas.
 


En el siglo XX, los tatuajes se desarrollaron dentro de círculos marginales y permanecieron más o menos como signos clandestinos hasta que fueron superexpuestos por los medios de comunicación. Hoy, por ejemplo, uno de cada tres norteamericanos lleva alguna marca en la piel. Los investigadores detrás de la expo estudiaron la popularización de la práctica en el ambiente urbano, lo cual establece al cuerpo como un sitio de autoafirmación.
 


Cabe preguntarse por qué nos tatuamos. Generalmente las formas que escogemos ya no son porque nos unen con algún grupo de personas (a menos que pertenezcamos a alguna especie de banda) sino que, al contrario, delimitan nuestra individualidad. Quizá tenemos algún dibujo que para los demás, a primera vista, no dice nada claro; sólo a nosotros nos da sentido y nos refiere directamente a algo con lo que conectamos. Así, el tatuaje es un intermediario alegórico entre nosotros y nuestros ensueños. Un símbolo que remite a la persona que lo porta a ese lugar que no quiere olvidar nunca.
 


Además de aludir a estas gratas preguntas, Tatouers, Tatoués nos muestra sus raíces antropológicas para poder responderlas con elementos más impresos –para usar una metáfora de tinta– en el panorama histórico de la humanidad. La historia del tatuaje y sólido anclaje antropológico, también pone de relieve el gesto del artista, los intercambios entre tatuadores del mundo entero y la aparición de estilos sincréticos.


Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com