evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
“Educar quiere decir, fortificar”
PERSONAJES
La célebre frase del educador e impulsor de la educación en México es hoy más que nunca un acicate para la instauración seria y formal de la excelencia académica en las instituciones escolares de cualquier nivel.

COMUNICA.- Fundador de la Universidad Nacional de México, hoy Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua (1910-1912), Justo Sierra Méndez pugnó por un Estado que habría de “progresar por medio de la sistematización científica de la administración pública”.

Fue en1910 cuando por fin inauguró la Universidad Nacional de México, proyecto por el que había luchado durante 30 años, pues su primera propuesta para su fundación ante el Congreso de la Unión la realizó en 1881.

Justo Sierra Méndez nació en Campeche el 26 de enero de 1848, hijo del escritor y novelista Justo Sierra O´Relly, quien murió en 1861, fue también un destacado escritor, historiador, poeta, filósofo y político mexicano. Incansable defensor de la educación en México y en América latina le valió ser llamado el “Maestro de América”.

En la Ciudad de México cursó la carrera de abogacía y conoció a los mejores poetas y literatos de ese tiempo, entre ellos Ignacio Manuel Altamirano, Manuel Acuña, Guillermo Prieto y Luis G. Urbina, con quienes incursionó en el cuento, la novela y el teatro. Su poema más conocido, “Playera”, lo leyó en las veladas literarias de Ignacio Manuel Altamirano

Comenzó a publicar en los diarios de la capital y a partir de 1868 publicó sus primeros ensayos literarios; en el Monitor Republicano inició sus Conversaciones del Domingo, artículos de actualidad y cuentos que después serían recogidos en el libro Cuentos románticos, y dio a conocer en la revista El Renacimiento su obra El ángel del porvenir, novela de folletín de poco impacto.

Testigo de la agitación política que reinaba en el país por la llegada de Carlota y Maximiliano, se graduó como abogado en 1871 y a partir de ese año comenzó su carrera política, al margen de su cercanía con los círculos intelectuales.

Entre sus obras destacan: Compendio de historia general; Compendio de la historia de la antigüedad; Confesiones de un pianista; Cuentos románticos, La hija del judío (novela); Juárez. Su obra y su tiempo; Discursos y Evolución política del pueblo mexicano, publicado en 1940.

Con el triunfo de la Revolución, Francisco I. Madero lo nombró ministro de México en España, por lo que viajó a Madrid, donde murió 13 de septiembre de 1912.

JCM


Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com