evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
"Salto al vacío" / Editorial
09:30 EDITORIAL

Hemos señalado en reiteradas ocasiones dentro de nuestro boletín el esmero, cuidado y objetividad con que deben construirse las leyes secundarias de las reformas que el actual gobierno de la república ha hecho llegar al poder legislativo. Las Iniciativas, en su momento, gozaron de innovación gubernamental y carácter legislativo, y dejaron abierta la posibilidad razonable de que algo favorable sucediera en México para los mexicanos. Al día de hoy nos encontramos desinformados, desanimados y desesperados. Tanto, que desde un afamado y galardonado cineasta mexicano, hasta los obispos católicos del país han levantado con fuerza la voz; el uno en nombre de los ciudadanos, los otros exhortando a la conciencia y participación, valiente e ineludible del pueblo, para sacar adelante al país. Los cuestionamientos surgen por todos lados, en cualquier tribuna, sea ésta social, escolar, hogareña, religiosa, etc., debido a la carencia de información efectiva, a la falta de difusión de los procesos y al interés partidista de los legisladores por encima de los ciudadanos a quienes deben servir. Alfonso Cuarón, galardonado con el Oscar a mejor dirección por su película Gravity, se encontró en una lucha de declaraciones entre él y el gobierno de la república sobre la carencia de información acerca de los beneficios, perjuicios, costos económicos y ambientales de la reforma energética; preguntas directas que todos nos hacemos sobre “…cómo se evitará la corrupción en el sector…”. El Mensaje de la  Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que reúne a todos los obispos de México, expone clara, aunque brevemente, su posición frente a todas las reformas y termina enfáticamente: “El país es de todos; y entre todos tenemos que sacarlo adelante haciéndonos más participativos. Sin participación social nos hundiremos”.

“¡Sin educación de calidad no hay personas ni pueblos libres!”. Lo sabemos. Estamos conscientes de ello porque lo vivimos. Es absurdo hablar de libertad y democracia cuando el sistema educativo viaja en barco con timón averiado. En 1994, Luis Donaldo Colosio, el priísta mártir, había señalado: “Es la hora de una educación nacionalista y de calidad; es la hora de una educación para la competencia”, expresó también en aquel encendido discurso frente al monumento de la revolución que era de vital ponderación la reforma del poder al reconocer que la excesiva concentración del poder era el origen de los males nacionales. Tuvo la certeza, y habló con conocimiento de causa, de que su partido ya no estaba solo en las contiendas electorales, la izquierda y la derecha política estaban posicionándose en el espíritu elector de los ciudadanos porque “¡México (ya) no quiere saltos al vacío! ¡México no quiere retrocesos a esquemas que ya estuvieron en el poder y probaron ser ineficaces!”. Perredismo y panismo, eran identificados como nuevas opciones de crecimiento político y social. Y habló de la transparencia en los asuntos electorales que no tendrían “vergüenzas que ocultar”. Lo mataron y ya no tuvo que presenciar el estrepitoso derrumbe de todos sus razonamientos. La izquierda y la derecha, no solo se emparejaron con el partido oficial en usos y costumbres político-electorales sino provocaron, en actos de sumisión, la desaparición de los principios y doctrinas  que los diferencian a unos de otros. El mismo Cuautémoc Cárdenas asienta categóricamente en el 25° aniversario de fundación del sol azteca “… el PRD está más lejos que cerca de lo que se propuso y comprometió al ser fundado". La elección del PAN sólo vino a poner flores sobre la tumba cavada en su primer sexenio presidencial y enterrado en el segundo con el calderonismo, dejando fuera el pensamiento político que lo fundó. ¿Dónde quedó la bolita?..., usted ya sabe.

Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com