evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Pendientes en la pendiente / Editorial


Un estremecimiento desproporcionado marca el año que finaliza. México y el mundo viven aún episodios que ni siquiera vislumbran una pronta recuperación social,  una cercana atmósfera de paz o por lo menos de tranquilidad comunitaria. Muchos estados del país, muchas comarcas y grandes ciudades del mundo viven bajo el peor encarcelamiento que pueda sufrir el ser humano: ¡el terror!, y el miedo en el mínimo de los casos. Secuestros y violaciones de 200 niñas y adolescentes en África perpetrados por la organización terrorista Boko Haram; degollamientos y decapitaciones inmisericordes filmadas y expuestas públicamente en el Medio Oriente por el grupo terrorista Estado Islámico (EI); ambos grupos de carácter religioso. En Estados Unidos el racismo a ultranza, enraizado hasta la médula en los habitantes sureños de raza blanca, ha puesto nuevamente en los reflectores mundiales al extremista e intolerante Ku Klux Klan, supuestamente adormecido, que premia y señala como “héroe” al agente policiaco que ultimó al  joven estudiante afroamericano, Michael Brown. El derroche financiero que acompañó la Copa Mundial y las mansiones de funcionarios públicos frente a la pobreza que vive casi la mitad de los habitantes de Brasil y México son también provocadores de violencia y degradación social. La injusticia y la legalidad se fueron de farra un día…, y se volvieron amigas íntimas. Europa vivió momentos expectantes durante los movimientos independentistas de Ucrania, Escocia y Cataluña.
 
Un ambiente sombrío cubre el planeta. Así como así desaparece en la atmósfera un Boeing 777-200 de Malaysia Airlines con 239 personas a bordo, aparece el virus y epidemia del ébola y no hay rastros, al día de hoy, de 42 normalistas desaparecidos. Nadie que esté viviendo estos hechos puede arrinconarlos en el pasado, como se sugirió en un desafortunado discurso oficial relacionado con los estudiantes desaparecidos. La duda mata. Carecer de certezas en cuanto a los hechos ocurridos es verdaderamente un infierno de vida. Entendemos la posición y actitud de los familiares de las víctimas y nos sumamos a su aflicción porque esta nos incluye. Ayotzinapa es la cereza podrida en el pastel sin levadura de la injusticia, de la corrupción y del desprecio a los otros. Un pastel que ya no aguantó una carga más surgida, como siempre, de la pobreza despreciada e invisible para quien no quiere ver. Quien no quiera ver en los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional a una juventud pujante, preparada, inteligente e impetuosa verá muy pronto el desfallecimiento de la ubre con que se alimenta. La juventud está reclamando con fuerza y derecho el lugar que le corresponde en el mundo y al que puede responder con eficiencia, responsabilidad,  compromiso y transparencia; las generaciones anteriores así deben reconocerlo y darles el paso compartiendo su vasta experiencia con las actuales descendencias. El rey Juan Carlos I de España abdicó en favor de su hijo Felipe, hoy Felipe VI de España, al reconocer que las demandas de la sociedad actual necesitan de las nuevas generaciones para su cumplimiento. De sabios es reconocer y aceptar los hechos.
 
La revolución vertiginosa de las tecnologías de la información son herramientas eficaces para la juventud actual, siempre y cuando la usen con madurez, honestidad y espíritu de cooperación. El pasado queda atrás y el futuro está pronto. El Grupo Editorial Comunica sigue en su empeño por dar a las nuevas generaciones la información que necesitan para desarrollar eficientemente sus capacidades de raciocinio que le permitan tomar decisiones favorables para ensanchar su territorio de posibilidades promisorias. Jesús Niño renace nuevamente en los corazones de todas las familias y vuelve a llenar de gozo y esperanza sus anhelos. Confiemos cada uno en nuestras aptitudes y talentos para hacer del 2015 el mejor de nuestros años.
 
¡Sean muy felices todas las familias en esta Navidad y gocen prosperidad en el Año Nuevo 2015, son los sinceros deseos del Grupo Editorial Comunica para ustedes!
 

Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com