evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
El reto de revertir la tendencia suicida desde los medios de comunicación en Campeche
15:05 ARTÍCULO DE FONDO
En la actualidad las muertes violentas y los suicidios son las noticias de mayor interés público, incrementando la venta de periódicos y revistas de corte criminal.

Desde San Francisco de Campeche, Cam., 19 de agosto de 2013 (COMUNICA).- Desde épocas pasadas se habla del suicidio por contagio o imitación. Estudios en diversos países han confirmado que “las representaciones mediáticas conducen a la práctica suicida en las personas”. Los medios de comunicación (MC) ejercen una fuerte influencia sobre las actitudes, creencias y comportamiento de los seres humanos. De aquí la importancia de regular las publicaciones de los casos de suicidio,  ya que el sensacionalismo contribuye a la reproducción del suceso  en los sujetos vulnerables.

En la actualidad las muertes violentas son las noticias de mayor interés público, incrementando en la actualidad  la venta de periódicos y revistas de corte criminal; las cuales son promovidas a través del sensacionalismo de  reporteros o editores cuyo discurso  contiene  opiniones y juicios particulares, induciendo las  causas que obligaron a la víctima a quitarse la vida.

La Organización Mundial de la Salud, a través del Programa Suicide Prevention (SUPRE) y la Asociación Americana de Suicidología, promueven lineamientos desde 1999 para la cobertura responsable del suicidio, con la finalidad de que los medios masivos de comunicación se sumen a las estrategias de prevención del suicidio en todo los países  del mundo.

Por lo anterior, se realizó un  análisis  de contenido de  notas rojas de dos periódicos del estado de Campeche, Tribuna y Carmen Hoy, a partir del cual se identifica que los periódicos mencionados no cubren las recomendaciones emitidas por el SUPRE, fomentando así la violencia autoinfligida en el estado de Campeche al publicar, en forma cotidiana, titulares peyorativos, exhibiendo las fotos en portada de los suicidios consumados, los métodos  utilizados, así como el escenario donde se llevó efecto el suceso. El marco metodológico surge a partir de  los talleres promovidos por el Departamento de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado de Campeche, dirigidos  a  reporteros  y editores de diferentes periódicos de cobertura estatal, siendo impartidos en las ciudades de San Francisco de Campeche y Carmen, cabeceras de los dos municipios que registran las mayores tasas de mortalidad por suicidio en la entidad, ubicando al estado de Campeche  entre las diez entidades con mayores índices de suicidio en México.

Los medios de comunicación juegan un papel protagónico en la sociedad de la información. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) les confiere un papel relevante dentro del Programa Preventivo de Suicidio (SUPRE) a nivel mundial, dada su influencia en las actitudes, creencias, economía, política y práctica social, de ahí la vital ayuda del poder mediático en la prevención del suicidio.

De lo anterior, se deduce  la necesidad  de los profesionales de la comunicación para apreciar los riesgos de la cobertura mediática y de  ofrecer orientación preventiva para disminuir los índices de muertes y de intentos de suicidios en la  población vulnerable. El informe responsable de los casos de suicidio, implica el manejo respetuoso de los titulares de noticias. Porque la muerte humana, independientemente de sus causas, representa una pérdida dolorosa para familiares y amigos de la persona fallecida.

El análisis de contenido de la nota roja de los periódicos Tribuna y Carmen Hoy, identifica un doble flagelo en sus publicaciones, porque no solo promocionan el fenómeno de suicidio en la población campechana, sino que aumentan el dolor  de las familias que han perdido a sus seres queridos al describir con detalles los lugares donde vivían, el método que emplearon, el escenario y las causas; discurso que es reforzado con la foto del  suicidio consumado en portada o contraportada.

Sin embargo, en la segunda muestra (enero-abril/2013) se observa una leve disminución en el sensacionalismo al cambiar la foto de la persona fallecida por otras menos violentas, aunque persiste la exhibición de la víctima en la nota informativa, pero ahora se hace con fotos de la persona en vida, de su vivienda y en algunos casos hasta de su familia.  Situación que no cambia la exposición pública de la vida del suicida y con este el peligro del suicidio por contagio.

El análisis de la nota roja de ambos periódicos, identifica mayor agresividad en los contenidos de las notas informativas del periódico Carmen Hoy, así como de su sección policiaca, caracterizada por hechos de sangre, resultado de una línea editorial violenta, en cuyos contenidos se utiliza un lenguaje peyorativo, irónico e inhumano que reduce a su mínima expresión el problema del suicidio en la entidad. Por lo anterior, se sugiere el uso de un lenguaje más respetuoso y menos agresivo que, lejos de fomentar el morbo, genere una conciencia responsable y solidaria.

Es también recomendable que los reporteros y editores no perpetúen las falsas ideas de que “las personas que dicen suicidarse no lo hacen nunca”,  “el que decide suicidarse lo hará tarde o temprano”, “el suicidio se realiza sin previo aviso”, “una vez que la persona adopte conducta suicida la tendrá hasta su fin”, “el suicidio es más frecuente entre los pobres”, “el suicidio es un problema de salud mental”; porque las actitudes con respecto al suicidio cambian de acuerdo a la cultura y los tiempos. Por ello, los profesionales de los medios no deben encasillar los hechos en la idiosincrasia popular. En cambio deben colaborar para que la sociedad no ignore las señales de alarma y se canalicen a tiempo las personas con conducta suicida  a los lugares de atención.

La revisión periodística realizada identifica la falta de editoriales que analicen la multicausalidad del suicidio, evitando encasillar el problema en el campo de la salud mental.  De igual forma los medios electrónicos deben organizar  debates desde un enfoque multidisciplinario que permita una mayor comprensión de los factores de riesgo y de su atención.

Finalmente, los resultados de este estudio consideran relevante la generación de políticas públicas que regulen a los medios de comunicación en la publicación de la violencia (hechos de sangre) en el estado de Campeche y la necesidad de pugnar por una Ley de Medios de Comunicación que, en primera instancia, obligue a nivel nacional a profesionalizar el ejercicio periodístico, y en segunda, sancionar  a las empresas (radios, televisoras, prensa escrita y virtual) que fomentan la violencia, la inequidad, la discriminación, el autoritarismo y la calumnia.


Cynthia Sánchez Calderón / Comunica Campeche






Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com