evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
El “Chapo” Guzmán, a 13 años de su fuga
21:06 REPORTAJE
Después del asesinato de Osama Bin Laden, Joaquín “El Chapo” Guzmán pasó a ocupar el puesto número uno en las listas de los hombres más buscados por las agencias internacionales de seguridad.

Ciudad de México, enero 24 de 2014 (COMUNICA).- Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, no era muy conocido hasta el mediodía del 19 de enero de 2001, cuando ascendió tres niveles metido en un carro de lavandería, cubierto por una sábana y un colchón, y cruzó el umbral del estacionamiento –o la puerta principal, como indicó otra versión– del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco. Después de su fuga, hoy es el corazón de los narcocorridos. Y de las búsquedas de instancias de seguridad tanto en América como en Europa y Oceanía. Envuelto en leyenda Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo”, ha avanzado en la fortificación de una holding del narcotráfico, con franquicias y laboratorios que se expanden en Estados Unidos, Europa y a últimas fechas, en Asia, en Hong Kong.

Para la Procuraduría General de la República (PGR), “El Chapo” opera en toda la República. Para la Oficina Europea de Policía (Europol), ha penetrado en Europa y Oceanía. Para autoridades de Hong Kong, según un reportaje publicado por el South Morning Post, “El Chapo” está ligado a dos tríadas de ese país, la 14K y la Sun Yee On.

La industria de “El Chapo”, en lugar de haberse debilitado en el sexenio pasado, cuando Felipe Calderón Hinojosa emprendió una guerra contra el crimen, se expandió con más fuerza. Si se siguen los números de la PGR, las batallas no cedieron en su contra. O pudo ser que resistió tanto que las acciones de Calderón no hicieron mella en el ejército de sus colaboradores. El Instituto Federal de Acceso a la Información revela que los capturados en ese periodo fueron más bien, sus enemigos.

La descripción de sus rutas, escapando de las fuerzas armadas y de todo, se arma desde muchas fuentes. Wikileaks difundió el año pasado, que el ex Secretario de la Defensa Nacional, el General Guillermo Galván Galván, dijo a diplomáticos estadounidenses que Guzmán Loera era capaz de ir y venir entre 10 y 15 sitios en el planeta para evitar su captura.

De acuerdo con información pública de la Comisión del Crimen de Estados Unidos, “El Chapo” logra escabullirse mediante el asesinato de funcionarios públicos, así como el control a distancia de pueblos, ciudades y estados en México. Lo mismo hace en pequeñas poblaciones en América del Sur, Estados Unidos y Australia.

Un perfil criminológico elaborado por expertos para la PGR en 2005 pone al “Chapo” Guzmán como un tipo “seductor, espléndido y protector”. El diagnóstico dice que es capaz de generar “círculos de confianza” y con ello, garantiza el éxito de la estructura mediante la identificación y permanencia.

Dice también esa ficha –una de las primeras que se hicieron tras su fuga- que “El Chapo” se comporta solidario con todos al grado que infunde “temor reverencial” y es difícil que alguien se le muestre rebelde o lo contradiga. En cuanto a la venganza, parece seguir aquello de que es un plato que se sirve frío y se come despacio. “Una de sus fortalezas es la tolerancia a la frustración, por lo que la venganza no es un hecho que ejecute con la inmediatez de una persona impulsiva.”

Su respuesta es calculada, pero insistente”. ¿Cómo hace daño “El Chapo”? La PGR mantiene documentado que lo hace a cuenta gotas, a sorbitos, mediante las debilidades de sus adversarios para producir el mayor efecto posible hasta acabarlos después de un largo sufrimiento. Dice el perfil que en su realidad interna no existe la culpa porque se reconoce a sí mismo como un líder de buenos sentimientos, de modo que su rol en la organización criminal es de autor, pero sin necesidad de la operación directa, lo que lo mantiene a salvo.

Después del asesinato de Osama Bin Laden, líder de la organización Al Qaeda, “El Chapo” pasó a ocupar el puesto número uno en las listas de los hombres más buscados por las agencias internacionales de seguridad. The Guardian, uno de los diarios más importantes del Reino Unido, estimó en un editorial que no había duda que Guzmán Loera ocupara tal sitio, por encima de personajes como Semion Mogilevich, jefe de la mafia rusa; Félicien Kabuga, uno de los responsables del genocidio en Ruanda o Matteo Messina Denaro, líder de la Cosa Nostra italiana.

Desde febrero del año pasado es considerado “el enemigo público número uno” de la historia de Chicago, por encima de Al Capone, quien construyó su fama a través del tráfico de licor, cuando éste estaba prohibido. “Ningún criminal merece este título más que Guzmán Loera, por su poder nefasto y crueldad despiadada… Comparado con ‘El Chapo’, Al Capone parece un aficionado”, indicó en febrero del año pasado, el presidente de la Comisión del Crimen, J.R. Davis.

Actualmente, el gobierno de Enrique Peña Nieto mantiene la recompensa de hasta 30 millones de pesos para quien logre atraparlo. En tanto, el FBI, la conserva en cinco millones de dólares. Sin embargo, pese a toda esta intensa búsqueda, no deja de flotar la pregunta de por qué sigue tan libre como al principio.

RF


Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com