evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Desoladores datos de las escuelas en México, revela Cemabe
23:37 REPORTAJE
El Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial muestra cifras alarmantes de las escuelas que están en condiciones sumamente precarias.

Redacción Comunica.- El primer Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe), realizado en México, arrojó cifras alarmantes acerca del número de escuelas que reciben a sus estudiantes en condiciones sumamente precarias, es decir, sin drenaje, agua corriente, luz eléctrica o sanitarios.

De acuerdo a este censo, del total de escuelas en el país, el 42.27% no tiene drenaje disponible, lo que significa que de cada diez centros educativos en cuatro el Estado aún no ha conectado a los inmuebles a la red pública o a una fosa séptica que permita el control adecuado de desechos para reducir riesgos a la salud.

Por otra parte, en las escuelas no sólo el drenaje es una parte importante de la infraestructura básico, también lo son la conexión a agua corriente, contar con baños y, por supuesto, la luz eléctrica.

Al respecto, el Cemabe revela que en el 27.72% de los planteles de todo México, es decir, 57 mil 567, no hay acceso al agua de la red pública, por lo que estas escuelas se abastecen del vital líquido mediante pipas que la transportan o por alguna otra fuente. Y en cuanto a la instalación de sanitarios, actualmente existen 23 mil 283 escuelas (11.21%) sin baños o sanitarios y todavía lo más preocupante es que 20 mil 111 centros escolares no cuentan con luz eléctrica, es decir, el 9.68% del total de planteles en el país.

La organización Mexicanos Primero señala que en materia de infraestructura, el Censo presenta datos desoladores de las condiciones de las escuelas públicas de nuestros niños. “El Censo indica que hay 2 mil 241 escuelas públicas hechas de materiales ligeros y precarios; 14 mil 444 sin pizarrón en todas las aulas; 36 mil 264 escuelas sin agua de la red pública o de un pozo; 20 mil 152 escuelas sin sanitarios; 81 mil 718 sin drenaje; 18 mil 564 sin energía eléctrica; 45 mil 837 sin áreas deportivas o recreativas; 125 mil 552 sin teléfonos; 123 mil 511 sin conexión a Internet; 96 mil 310 sin rampas para personas con discapacidad; 100 mil 007 no disponen de señales de protección civil y 83 mil 566 no disponen de salidas de emergencia.”

Por otra parte, el Cemabe también especifica que los estados con el mayor número de escuelas en condiciones precarias son Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Michoacán, entidades federativas con más centros escolares que rechazaron responder al censo, sobre todo en zonas rurales, por lo que sus cifras actuales sobre mala infraestructura podrían ser más altas.

Por ejemplo, en Chiapas se censó sólo al 59% de las escuelas del estado, y es ahí donde se ubica el 14.18% de todos los planteles educativos del país sin luz eléctrica, el 15.42% sin sanitarios, el 9.32% sin agua y el 7.37% sin drenaje.

A su vez, Oaxaca es la entidad con peores condiciones en sus escuelas, pues de las 6 mil 628 que se lograron censar, el 72.6%, es decir, ocho de cada diez no tienen drenaje; el 43% está sin acceso a la red de agua y 26.69% no tiene luz eléctrica.

Escuelas perdidas, aviadores y maestros con “licencia”

Jalisco Durango y Guerrero concentran 88 por ciento de las escuelas perdidas; es decir, 374.

Los encuestadores que aplicaron los cuestionarios por encargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) no encontraron 104 en Jalisco, 148 escuelas en Durango y 122 en Guerrero en las direcciones registradas.

“Encontramos alguna oficina u otra escuela, pero nadie sabía darnos información en el caso de las direcciones que traíamos”, señaló una funcionaria del Inegi.

El Distrito Federal es la entidad federativa con más casos de aviadores, donde el censo educativo registró 16.2 por ciento de los que nadie conoce en el centro de trabajo donde están inscritos.

El segundo estado con mayor número es Chiapas, con 3 mil 651 maestros no identificados, 9.3 por ciento, seguido de Guerrero, con 2 mil 804 maestros “desaparecidos”, es decir 7.1 por ciento.

Sinaloa reúne 6.5 por ciento de los maestros “aviadores” con 2 mil 561, seguido de Veracruz con 2 mil 126, es decir, 5.4 por ciento. Mientras que la menor cifra la tiene Aguascalientes, con 131, que representan 0.3 por ciento.

En cuanto a los 30 mil 695 maestros con comisión o licencia registrados por el Cemabe, Jalisco, Yucatán y Estado de México concentran el mayor número.

Jalisco reúne 2 mil 784 (9.1 por ciento), Yucatán 2 mil 721 (8.9 por ciento) y Estado de México 2 mil 610 (8.5 por ciento).

¿Qué tanto ha gastado nuestro país en infraestructura escolar?

En 1990, este gasto representó 4.1 puntos porcentuales del PIB, mientras que en 2010, esta cifra se elevó a 6.7%. Tan sólo entre 1995 y 2004, el gasto en educación se incrementó en un 47% en términos reales, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revelados en 2007. La OCDE también afirma que México es uno de los países que destinan mayor proporción de su gasto programable en educación, 23%.

Sin embargo, el problema es que se está gastando mal todo este dinero. Según un reporte de la organización México Evalúa, casi todo el presupuesto federal educativo se dirige a gasto corriente, 97.2% del total. También revela que del gasto educativo federal en 2010, se observa que 82.6% se destinó al pago de servicios personales, el 2.6% fue asignado a gasto de operación y tan sólo 0.4% de los recursos se dirigieron a inversión educativa.

Estos alarmantes datos del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial demuestran que hay muchas escuelas públicas en México que están muy mal equipadas. Incluso, el servicio más común en los hogares, como lo es la electricidad, no existe en algunos centros escolares. Ahora bien, los casos más dramáticos son la falta de agua entubada y el drenaje. Habrá que imaginarnos en dónde construyeron estas escuelas ya que no pueden conectarse con las redes de agua y drenaje.

Si la educación es la base del progreso en México y el mundo, la escuela pública debería ser el sitio más predilecto, el mejor conservado, con la mayor cantidad de servicios disponibles, sin embargo, en nuestro país no es así.

La escuela pública debería ser un espacio con el mejor equipamiento posible. Un remanso para aquellos que tienen carencias de servicios básicos en sus hogares. Un sitio donde se pueda estar a gusto y hacer cosas que no se pueden hacer en casa, porque sabemos que existen viviendas donde no se cuenta con los recursos económicos para tener, por ejemplo, una cancha de futbol o una computadora con internet, y esto debería existir en todas las escuelas de México.

Para finalizar, es urgente y justo que las mejoras en materia de infraestructura escolar comiencen de inmediato, sobre todo en aquellas escuelas de las zonas urbanas y rurales que más lo necesitan. Por este motivo, el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial debe dar pie a una profunda reestructuración de las funciones docentes y administrativas que redunden en un mejor uso de los recursos y una mejor atención a los niños en todo México.

Román Fuentes / Comunica Campeche


anónimo
11:32:34 24 Jul 14
Buenos dias Román, me gustaria saber de donde obtuviste los datos que mencionas, si es que accediste a la base de datos del censo y como lo hiciste. Gracias y buen reportaje.

Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com