evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
La casa del horror de “Mamá Rosa”
20:51 REPORTAJE
Más de 400 niños rescatados de un albergue en Michoacán vivían en condiciones inhumanas, sometidos a maltratos y abusos de toda clase, lo que enciende los focos rojos para que las autoridades inspeccionen las llamadas “casas hogares” y descubran lo que realmente se oculta en estos sitios.

Redacción Comunica.- En el municipio de Zamora, en Michoacán, recientemente ocurrió un caso de maltrato y abuso infantil que ha conmocionado a todo México, inclusive a las autoridades de la Procuraduría General de la República, cuyo titular, Jesús Murillo Karam, manifestó su asombro ante los hechos.

El pasado 15 de julio, 438 niños fueron rescatados del albergue La Gran Familia, ubicado en Zamora. La PGR informó que Rosa del Carmen Verduzco, conocida por los michoacanos como “Mamá Rosa”, es la fundadora y directora de este albergue, además la señalan como la principal responsable de los delitos de maltrato, explotación y abuso infantil.
 
 
Una gran cantidad de niños ocupaban una habitación en pésimas condiciones
 
 
Habitantes del municipio aseguran que cuando los niños se portan mal los amenazan con llevarlos “a dónde Mamá Rosa”, es decir, al orfanato La Gran Familia que tiene 70 años de funcionamiento. La fundadora, Rosa del Carmen Verduzco, es una anciana de 82 años que desde los 13, se ha dado a la tarea de recoger a niños abandonados.
 
La Gran Familia se fundó en 1954 y desde entonces han pasado miles de niños por ella. En 1973 se convirtió en Asociación Civil y “Mamá Rosa” la levantó con la aportación de donantes que incluyen a los propios zamoranos, los diferentes niveles de gobierno e incluso fundaciones internacionales renombradas.

Rosa del Carmen Verduzco es considerada una mujer de dos caras, ya que mientras alcaldes, gobernadores y hasta los dos ex presidentes panistas se fotografiaban con ella, los zamoranos conocían de su mano dura.

“Mamá Rosa” recogía niños sin hogar, algunos incluso fueron direccionados por el DIF, y otros fueron entregados por padres que no podían hacerse cargo o con la intención de disciplinarlos.

Previo al rescate de los menores, la PGR había recibido cinco denuncias de padres que querían recuperar a sus hijos, allí alojados, y no se lo permitían. Ante esto la Procuraduría integró una averiguación previa y después ordenó la detención de Verduzco. En su defensa, “Mamá Rosa” explicó que si algún padre le llevaba un niño, les hacía firmar un contrato notarial en el cual le otorgaban la custodia y le aseguraban pagos mensuales entre 20 y 40 pesos. También ha dicho que criar un niño no era un juego y que una vez integrado al albergue recibiendo educación, no podían llevárselo de regreso a una familia, en muchos casos, disfuncional. Cuando llegaban bebés o nacían allí dentro, la mujer los reconocía legalmente como suyos y les daba su apellido.
 
 

 
Otra de las acusaciones en contra de “La Jefa”, como también era conocida Rosa del Carmen Verduzco, es que obligaba a los menores a pedir limosna. Los zamoranos han dicho que cada mes de enero, sacaba a algunos niños e iba casa por casa, empresa por empresa y hasta a los salones de clase a pedir cooperación para su albergue.

El martes 15 de julio, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) cateó el refugio había 600 personas, de los cuales 438 eran menores y otros 10 no han sabido identificar su edad. Cerca de 140 tenían más de 18 años pero algunos alcanzaban los 40 años. Muchas de las personas presentaban síntomas de desnutrición y malos tratos, y el lugar estaba en condiciones de insalubridad. A los adultos no les dejaban marcharse, ni siquiera con su mayoría de edad.
 
 
Los sanitarios se encontraban en pésimas condiciones de higiene
 
 
De 12 personas del albergue a las cuales la PGR tomó declaración, cinco de ellas denunciaron haber sido forzadas a practicar sexo oral con alguno de los vigilantes e incluso una dijo haber sido violada y haberse embarazado fruto de las violaciones. También reportan malos tratos y castigos extremos como haber sido encerrados en una celda de castigo durante días sin agua ni alimento.
 
 

 
Después de la detención de “Mamá Rosa”, el procurador Jesús Murillo Karam, reconoció que “los primeros sorprendidos del tamaño del problema fuimos nosotros” ya que tanto el gobierno local como el Federal ha dado apoyos al albergue. “Considerábamos este centro como uno de los centros en que el que podíamos confiar el cuidado de los menores”, señaló.


Un ex presidente e intelectuales dan su respaldo a “Mamá Rosa”

El albergue La Gran Familia llegó a ser visitado por los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón. Incluso su gimnasio fue donado por la reina Isabel II de Inglaterra. Bien conocido, el albergue se había ganado el respeto entre muchos intelectuales por suplir las carencias del Estado en la asistencia de menores sin futuro.

El ex presidente Vicente Fox salió a apoyarla en las redes sociales diciendo: “Mamá Rosa solidario contigo, sé que eres fuerte y sé todo el bien que has hecho a miles de niños y jóvenes, ánimo, te mando un fuerte abrazo”, escribió en Twitter. Por su parte, Marta Sahagún, originaria de Zamora reconoce que mantiene relación con Verduzco.

En redes sociales han circulado fotos de Verduzco con el matrimonio Fox-Sahagún así como con Felipe Calderón y Margarita Zavala. También aparece con los exgobernadores Leonel Godoy y Fausto Vallejo, y los diferentes alcaldes de Zamora y Jacona.
 
"Mamá Rosa" con Leonel Godoy
 
 
De igual forma, el intelectual Enrique Krauze abogó por la presunta inocencia de Verduzco, diciendo que visitaba periódicamente el refugio desde hace más de una década.

El historiador Jean Meyer aseguró que estuvo en mayo en el albergue y no vio ninguna situación de insalubridad. Además dijo que la Presidencia donó dinero en este sexenio para mejorar sus instalaciones.
 
 
El ex presidente Felipe Calderón otorgó fondos para el albergue de "Mamá Rosa"
 
 
Por su parte, la Comisión de Fomento a OSC reporta que entre 2009 y 2013 La Gran Familia recibió 820.286 pesos por parte de la Secretaría de Educación Pública y de la de Desarrollo Social. Según el portal “Fondos a la vista”  que ofrece información institucional y financiera sobre las organizaciones de la sociedad civil, el albergue recibió en 2010, donaciones anónimas por 2 millones 54 mil pesos y gastó poco menos de 1.8. Las cifras disponibles de 2009 y 2008 reportan montos similares.


Hablan las organizaciones civiles

La activista contra la trata de niños, María Ampudia, se pregunta “¿Hasta dónde estas personas que la defienden llegaron a ver? Ella se vendía como generosa, pero por cada niño que atendía había miles de dólares atrás y con ello apoyaba candidaturas”.

Al entrar con el operativo la activista se horrorizó por las condiciones en que se encontraba el lugar. “Cuando yo llegué la comida descompuesta pegada en el suelo con cucarachas, la cocina un asco, una bodega con comida podrida, otra con cobijas y zapatos nuevos cuando los niños usaban cobijas orinadas y con piojos, 21 niños en una habitación, un agujero por donde se escapan los niños… Como el peor de los reclusorios, cero dignidad”, explicó.
 
 
Las autoridades señalaron que el área de la cocina estaba infestada de cucarachas
 
 
Ampudia niega que Verduzco pudiera tener en algún momento buena voluntad. “Ella quería causar lástima para obtener más beneficios, su gran ganancia fue el dinero y el poder”, critica.

Así mismo, Rosi Orozco de la organización “Unidos contra la trata”, apuntó que el problema de fondo es que “no hay interacción entre la sociedad civil y las autoridades”. Orozco señaló que, a excepción del DIF, no existe una supervisión planeada de estos orfanatos en el país que asegure las condiciones de una vida digna para los niños.

“Muchos de estos refugios empiezan a deteriorarse por la gran cantidad de niños que reciben y la falta de recursos pero no debe tratarse como delincuencia organizada. Hay que supervisar estos refugios y ver como ayudamos como sociedad”, relató.

Después de este operativo, la PGR se comprometió a revisar el resto de albergues michoacanos. Murillo Karam reconoció que es uno de los casos que más le ha impactado al “encontrar actitudes verdaderamente inhumanas” y afirmó que más allá de la polémica entre partidarios y detractores actuará “estrictamente con fundamento en evidencias y con el cuidado de quienes son víctimas”.
 
 
También fueron encontrados varios recipientes con carne en descomposición
 

 
Testimonios que horrorizan a las autoridades

Después del cateo al albergue y la detención de Rosa María Verduzco, las autoridades de la PGR difundieron algunos testimonios de las víctimas rescatadas.

La primera víctima aseguró que fue sometido a maltratos físicos, psicológicos y sexuales por parte de un hombre, a quien sólo conoció como “El Sito”, quien lo obligaba a realizarle sexo oral y, si se negaba, lo amenazaba con matarlo y extraerle los órganos para venderlos.

El testimonio de la segunda víctima destaca que le pegaban en la cara con varas que ocupaban en la clase de música, además de que un hombre le obligaba a darle sexo oral.
También afirma que a modo de castigo, le encerraban en un cuarto conocido como “El Pinocho”. Se trata de un lugar que mide escasos dos o tres metros cúbicos y era utilizado para dejar a las víctimas por periodos prolongados como castigo. Los encerrados no recibían comida ni agua, pero otros niños de la casa-hogar les llevaban víveres a escondidas y los pasaban a través de los barrotes.

El tercer testimonio presentado por las autoridades de la PGR describió el abuso físico al que una menor era sometida con una manguera en las piernas cuando incumplía órdenes. Dijo que un trabajador del albergue le proponía realizar actos sexuales a cambio de dinero.

En el caso de la cuarta víctima, declaró que fue retenida en el albergue contra su voluntad desde los 18 años. A partir de entonces fue abusada sexualmente por uno de los administradores hasta quedar embarazada. Sin embargo, éste la golpeó en el vientre en diferentes ocasiones hasta provocarle un aborto. Ella confirmó que en el albergue los adultos golpeaban y abusaban sexualmente de los más pequeños.

La quinta persona aseguró que el comedor de La Gran Familia tenía un fuerte olor fétido, que les daban de comer fruta podrida, pan enlamado y alimento con cucarachas. También denunció que había abusos físicos con un palo de madera y que algunas personas sostenían relaciones sexuales con otros internos.

Una víctima más refirió que llegó con Mamá Rosa engañada porque ésta le ofreció liberar a su prima a cambio de que ella se quedara, pero cuando ingresó, ninguna de las dos pudo salir.

Jesús Murillo Karam informó que las declaraciones de las víctimas serán puestas a consideración del juez “íntegramente” para soportar la acusación que formulará el Ministerio Público Federal contra las personas detenidas en el operativo.

También resaltó que hay casos que realmente alarman: “Algunas declaraciones que no tengo en la averiguación, pero que he oído en los medios, verdaderamente me preocupan, transacciones de una persona por otra, actas notariales en donde prácticamente adquieren la propiedad de los menores. Esta es una de las averiguaciones que más me ha impactado en el sentido de encontrar actitudes verdaderamente inhumanas”.

Román Fuentes / Comunica Campeche


Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com