evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Cárteles saquean hidrocarburos de Pemex
18:39 REPORTAJE
El petróleo que el crimen organizado roba a Petróleos Mexicanos se vende en el mercado negro a industrias, gasolineras, particulares e incluso a empresas estadounidenses.

Redacción Comunica.- Además de traficar drogas como cocaína, mariguana y metanfetaminas, los cárteles en México han diversificado sus negocios a otras áreas lucrativas como la extorsión y el tráfico de migrantes. Pero en los últimos años, han encontrado un nuevo negocio, más fácil, menos peligroso y que potencialmente puede dejarles aún más dinero: el robo de hidrocarburos a Pemex.

En México, el crimen organizado le roba a Petróleos Mexicanos cerca de diez mil barriles de petróleo todos los días, a través de tomas clandestinas, las cuales a menudo provocan accidentes fatales.

Este petróleo se vende en el mercado negro a industrias, gasolineras, particulares e incluso a empresas estadunidenses. Mientras la policía y el Ejército luchan contra los narcos y los cárteles luchan entre sí, el número de víctimas por secuestros, explosiones o en enfrentamientos por proteger los ductos aumentan.

Por otra parte, entre el 1 de enero y el 10 de junio de este año han sido detenidas 479 personas por robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex). La paraestatal no ha hecho pública todavía la cantidad de robos, sin embargo, en 2013 se privó de la libertad a otras 921 personas relacionadas con algunas de las 3 mil 052 tomas clandestinas que sufrió la petrolera.

Los robos supusieron el año pasado 9.3 millones de barriles perdidos, un 13.4% más que el 2012, cuando sólo hubo 1mil 744 tomas. Pemex señala que este año podría seguir aumentando, dado el número de detenidos con fecha de 10 de junio que revela la solicitud de información SISI 1875200 098514.

Los robos de combustible son, junto a los pasivos laborales –básicamente las pensiones y beneficios de los trabajadores–, la fuente principal de pérdidas económicas de Pemex. Además, el promedio de producción diaria en 2013 fue de 2.5 millones de barriles diarios, uno de los más bajos en 25 años.

Las entidades en donde hubo más tomas clandestinas en 2013 fueron Tamaulipas, Jalisco, Veracruz y Sinaloa. Sin embargo, la entidad donde se detuvo a más presuntos responsables por este delito fue Guanajuato, con 153 detenidos por 153 tomas en 2013 y 111 en este año. En Tamaulipas sólo se detuvieron 85 personas el año pasado aunque se registraron 491 tomas, de las cuales se aseguraron 30 mil litros de gasolina y 16 mil 500 de diésel después de ser robados. En lo que va de año hay 45 consignados.

Sin embargo, estas detenciones no implican directamente que se imparta justicia. Por ejemplo, en 2013 el Ministerio Público de Tamaulipas registró 393 denuncias de robo de combustible y sólo 89 concluyeron el proceso ante el MP.

En 2012 en esa misma entidad se interpusieron 128 denuncias y ese mismo año se resolvieron 106, de estas sólo dos tuvieron sentencias condenatoria, en 26 casos no se ejerció acción penal y 78 quedaron bajo reserva.

Desde el 2009 a la fecha, el número de detenciones por robo de hidrocarburo se ha triplicado, pasando de 384 ese año a 921 en 2013. Sin embargo, durante todo el sexenio de Felipe Calderón sólo 22 personas acabaron en prisión por esa causa.

Cabe recordar que el pasado 26 de  julio en Jalisco fueron liberados 21 trabajadores de Pemex al considerar que no había elementos que justificaran su detención, después de haber sido retenidos una semana por supuesto robo de combustible.

Estos robos se presentan por lo regular en la Red Nacional de Ductos, a través de tomas clandestinas y al interior de algunos de los Centros de Trabajo de la misma empresa. Incluso Pemex ha reconocido en varias ocasiones que frecuentemente son organizaciones del crimen organizado quienes están detrás de los robos.

“Para Pemex el tema es preocupante no sólo por el costo del volumen extraído, sino por el riesgo que las tomas clandestinas conllevan, ya que pueden causar daños graves a las personas involucradas en el robo, a las comunidades aledañas, a las instalaciones además de posible deterioro del medio ambiente”, dijo en la presentación de su informe anual ante la Secretaría de Energía y la de Hacienda.

Para estos casos, Pemex tiene una Estrategia de Control del Mercado Ilícito de Combustibles, que hasta abril de este año manejaba la Gerencia de Servicios de Seguridad Física con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Marina y la Policía Federal.

A esta Gerencia el Estado mexicano dedica en 2014 un presupuesto de mil 368 millones 741 mil 298 pesos. Sin embargo, desde abril, se reforzó la labor con la creación de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica, que no cuenta aún con presupuesto asignado, dada su reciente creación.

En el marco constitucional, las pérdidas de Pemex por robo de combustibles no estuvieron a discusión en la aprobación de las leyes secundarias de la reforma energética.

Román Fuentes / Comunica Campeche




Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com