evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
El voto mexicano en el extranjero. Costes, riesgos y oportunidades

El derecho constitucional y la obligación institucional encuentran su mayor obstáculo en los costes que el voto en el extranjero representan.

Abril 2017 (Redacción Comunica).- La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en su Art. 35 que todo mexicano tiene derecho a votar por nacionalidad y ciudadanía. La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, reformada en el 2004, en su artículo 329 establece el derecho a votar del ciudadano mexicano residente en el extranjero y el órgano electoral debe procurarle el ejercicio democrático de elegir a los candidatos que mejor le parezcan. Pero el deber de hacerlo se enfrenta a el poder hacerlo. El derecho constitucional, la obligación institucional encuentran su mayor obstáculo en los costes que el voto en el extranjero representan.

Hablemos, de manera general y antes de entrar a este punto crucial de la economía, sobre los fundamentos constitucionales, leyes secundarias e inicios de esta modalidad hacia el exterior del país.

Nuestra Carta Magna, en su Capítulo II, De los mexicanos, señala en el Art. 35 el derecho ciudadano a ejercer su voto en las elecciones populares y en el Art. 36, III romanos, la obligación de votar en las elecciones en los términos que señale la ley.

La legislación electoral mexicana concibe simultáneamente el sufragio como prerrogativa y como obligación del ciudadano. En tanto prerrogativa, constituye uno de los derechos políticos fundamentales para que el ciudadano participe en la conformación de los poderes públicos; como obligación, el voto constituye un deber del ciudadano para con la sociedad de la cual forma parte.

Antecedentes del voto mexicano en el extranjero

Los antecedentes son bastante recientes, apenas el 22 de agosto de 1996 se aprobó la reforma al artículo 36 constitucional, la cual establece que los mexicanos son titulares del derecho y la obligación de votar, independientemente del lugar en el que se encuentren el día en que ocurren las elecciones, y con las reformas constitucionales a los artículos 30, 32 y 37 en 1998 aseguraron la no-pérdida de la nacionalidad mexicana, se favoreció la naturalización de los mexicanos y el ejercicio de sus derechos ciudadanos en su país de residencia.

El 6 de abril de 2004, la Secretaría de Gobernación y los coordinadores de todas las fracciones parlamentarias del Congreso (excepto el Partido Verde Ecologista de México) firmaron el Acuerdo Político para la Regulación del Voto de los Mexicanos en el Extranjero.

Desde la aprobación del voto de los mexicanos residentes en el extranjero en 2005, se han llevado a cabo dos experiencias, ambas en las elecciones para Presidente de la República, una en el Proceso Electoral Federal 2005-2006 y posteriormente en el Proceso Electoral Federal 2011-2012.

Resultados de la votación de mexicanos residentes en el extranjero, Proceso Electoral Federal 2005-2006
 

Ciudadanos se inscribieron para votar desde el extranjero

De los cuáles:
 

 
Se recibieron un total de:
 

 
lo que representa un:
 

 
Votación por candidato a la Presidencia de la República
 

 
Resultados de la votación de mexicanos residentes en el extranjero, Proceso Electoral Federal 2011-2012
 


Ciudadanos se inscribieron para votar desde el extranjero
 
 

De los cuáles:
 
 
 
 
Se recibieron un total de:
 
 
 
 
lo que representa un:
 
 
 
 
Votación por candidato a la Presidencia de la República
 
 
 
 
La credencial para votar

Con fecha 14 de octubre 2015, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, en sesión extraordinaria emitió el Acuerdo INE/CG875/2015 "por el que se aprueba el modelo de la Credencial para Votar desde el extranjero" y con fecha 13 de abril de 2016, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, emitió la Resolución por la que se aprobó el Modelo de Operación para la Credencialización en el Extranjero.

“Modelo de la Credencial para Votar desde el extranjero"
 
 
 
 
La credencial contiene la leyenda “desde el extranjero” en la parte superior y cuenta con las medidas de seguridad, diseño, tamaño y materiales muy similares a la credencial para votar en el país, y se tramita a través de la red de Consulados y Embajadas de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Los ciudadanos residentes en el extranjero deben de cumplir los requisitos establecidos en el Art. 330 de la ley electoral para poder ejercer su derecho al voto, como son su inscripción en el padrón electoral y en el listado nominal de los ciudadanos residentes en el extranjero; el manifiesto, bajo su más estricta responsabilidad y bajo protesta de decir verdad del domicilio en el extranjero al que se le harán llegar la o las boletas electorales o, en su caso, el medio electrónico que determine el Instituto, en el que podrá recibir información en relación al Proceso Electoral.

Cargos que pueden ser votados en el extranjero

El artículo 329 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales asienta que los ciudadanos que residan en el extranjero podrán votar en las elecciones de Presidente y senadores, así como de Gobernadores y del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, siempre que este derecho esté determinado por las Constituciones de los Estados o el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal.

Actualmente, las entidades que han reconocido en su legislación el voto de sus oriundos desde el extranjero, son:

  •   Aguascalientes;
  •   Baja California Sur;
  •   Chiapas;
  •   Coahuila;        
  •   Colima;
  •   Ciudad de México;
  •   Estado de México;
  •   Guanajuato;
  •   Guerrero;
  •   Jalisco;
  •   Michoacán;
  •   Morelos;
  •   Oaxaca;
  •   Puebla;
  •   Querétaro;
  •   Yucatán; y
  •   Zacatecas.

De acuerdo con la misma Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el ejercicio del voto desde el extranjero podrás realizarlo por las siguientes vías:

  •   Correo postal. Bajo esta modalidad se han llevado a cabo, a nivel federal, todos los ejercicios de votación desde el extranjero.
  •   Entrega personal de la boleta en los módulos que se instalen en las embajadas o consulados.
  •   Vía electrónica. Esta modalidad únicamente podrá implementarse hasta que el Instituto Nacional Electoral haga pública la comprobación del sistema a utilizar, para lo cual deberá contar con el dictamen de al menos dos empresas de prestigio internacional, y acreditar la certeza absoluta y seguridad del sistema, antes del inicio del proceso electoral del año 2018.

El Instituto Nacional Electoral (INE) descartó la implementación del voto electrónico de los mexicanos en el extranjero en las elecciones presidenciales del 2018, debido a la falta de presupuesto, tiempo y certeza técnica para su aplicación; sin embargo se podrá ejercer el voto en este 2017 y en las presidenciales del 2018, a través del voto postal impreso.

Los ciudadanos residentes en el extranjero deben de cumplir los requisitos establecidos en el Art. 330 de la Ley Electoral para poder ejercer su derecho al voto, como son su inscripción en el padrón electoral y en el listado nominal de los ciudadanos residentes en el extranjero; el manifiesto, bajo su más estricta responsabilidad y bajo protesta de decir verdad del domicilio en el extranjero al que se le harán llegar la o las boletas electorales.

Costes del voto mexicano en el extranjero
 
 
 

 
La elección presidencial del 2006 tuvo una inversión de 238.4 millones de pesos, se recibieron 32,632 votos foráneos que cubrieron tan solo el 0.08% del total de la votación nacional. Cada voto emitido desde el exterior tuvo un costo de siete mil 195.6 pesos, mientras que cada sufragio en territorio nacional tuvo un costo de 65 pesos.

El costo del voto en el extranjero para las elecciones presidenciales del 2012 fue menor, bajó la cifra a 203.1 millones de pesos, y cada voto costó cuatro mil 945.5 pesos, mientras que en territorio nacional el costo fue de 78 pesos por voto.

Para este 2017 se presupuestaron 172.8 millones de pesos para el voto mexicano en el extranjero, con una estimación de 500 mil credenciales a expedir por lo que el costo de cada voto en el extranjero sería de 8 mil 500 pesos y en el país fluctuará entre los 222 y 195 pesos. Para el 2018, el instituto espera que se incremente el número de connacionales que soliciten y activen su credencial para votar.

Para el 2018 el INE busca simplificar el voto en el extranjero, con el objetivo de reducir el costo del voto o por lo menos que este se mantuviera, lo que traería múltiples beneficios porque se incentivaría la participación de connacionales en el extranjero, ya que el órgano electoral ha detectado que los mexicanos que viven en el exterior no están activando sus credenciales.

Alcances, costos, riesgos y oportunidades; voces en contra y a favor del voto mexicano en el extranjero no disipan lo expuesto en la Carta Magna de los mexicanos porque, al igual que en todas las sociedades modernas, el sufragio mexicano es universal, libre, secreto y directo e incluye a todos los ciudadanos mexicanos.

El Libro Sexto, Del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero, en su Capítulo único, registra, en 27 artículos, todo lo relacionado con el voto mexicano en el extranjero. Las normas para este ejercicio abarcan del Art. 329 al 356. Si desea consultarlos pique AQUÍ

https://www.juridicas.unam.mx/legislacion/ordenamiento/ley-general-de-instituciones-y-procedimientos-electorales#35863




Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com