evidencias locales nacionales internacionales
-A   A   +A
Van 920 muertos en tierra donde obispo denunció crimen
09:18 NACIONAL
Ante la ola de violencia que se ha suscitado en Michoacán en los últimos días, ha destacado la figura de un obispo.

Ciudad de México, 05 de noviembre de 2013. (COMUNICA).- Michoacán es uno de los estados de la República que más ha sido golpeado por la inseguridad y ante la ola de violencia que se ha suscitado en los últimos días, ha destacado la figura de un obispo.

Fue el pasado 15 de octubre cuando el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, hizo pública una carta episcopal en la cual denunció que los grupos delictivos La Familia, Los Zetas, Nueva Generación y Los Caballeros Templarios se disputan Michoacán como botín.

Señaló también en su misiva que en ese estado “los gobiernos municipales y la policía están sometidos o coludidos con los criminales, y cada vez más crece el rumor que el Gobierno Estatal también está al servicio del crimen organizado, lo que provoca desesperanza y desilusión en la sociedad”.

Tras esas declaraciones y por reunir a cinco mil almas en una procesión por la paz celebrada el 31 de octubre, el obispo ganó visibilidad nacional, por lo que corrieron rumores de un posible ataque en su contra.

Se dijo que Patiño fue resguardado en un cuartel militar por fuerzas federales tras conocerse que sería blanco de un ataque por parte del cártel de Los Caballeros Templarios, según informó ayer por la mañana el sacerdote Gregorio López, de la diócesis de ese municipio.

Sin embargo, el secretario de Gobierno de Michoacán, José Jaime Mares Camarena, desmintió por la tarde que el prelado se encuentre resguardado por las fuerzas federales.

“El sacerdote ni está resguardado por las autoridades ni tampoco?ha solicitado que lo resguarden”, dijo el funcionario estatal.

En conferencia de prensa recalcó que hasta el momento, no tiene reportes sobre amenazas contra directivos de la Iglesia católica.

Por su parte, el vocero del obispo Patiño, el sacerdote Javier Cortés Ochoa también negó que las fuerzas federales tengan resguardado al obispo de Apatzingán.

En tanto, el párroco de la catedral, Salvador M. González, dice: “La carta no le gustó al crimen organizado. A mí me mandaron cinco amenazas y una de ellas era para el obispo”.

Desde hace un año, la diócesis, que integra 27 parroquias y 70 sacerdotes de la Sierra Madre del Sur y de Tierra Caliente, lleva un registro privado que semanalmente envía a uno de los dicastarios de derechos humanos de El Vaticano, el cardenal Karl Josef Becker.

Los casos que le han reportado sus creyentes a través de la línea telefónica, el mail o información verbal durante 2013 son: 920 personas asesinadas, 280 levantadas, 42 secuestradas, 238 desaparecidas, 3 mil familias desplazadas y mil 200 despojadas de sus tierras.

La diócesis de Apatzingán comprende el territorio donde se encuentran policías comunitarias y autodefensas que actúan en cuatro municipios (Tepalcatepec, Coalcomán, Buenavista y Aguililla), y una reciente surgida el 26 de octubre en en este municipio.

Entrevistado por un diario nacional, el obispo opina sobre las autodefensas: “Lo que sí hay que reconocer, es que se atrevieron a enfrentarse a estas personas que estaban haciendo todo lo contrario del bien común”.

Para el obispo, las víctimas son todos seres humanos: “Mueren personas de la delincuencia, de la policía comunitaria y civiles”.

Si bien responsabiliza a los tres niveles del vacío de autoridad, piensa que lograr la paz debe ser un logro compartido: “La paz no está en las armas, no está en que esta región sea un búnker, la paz está en la propia conciencia de cada persona, y como no tenemos paz dentro, buscamos guerra afuera”.

CAEU




Esta es una opinión de los internautas, no de COMUNICAcampeche.com
No esta permitido publicar comentarios contrarios a los de las leyes mexicanas o injuriantes
Nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Avísanos de comentarios fuera de tono
Normas para comentar en COMUNICAcampeche.com
Miguel Patiño Velázquez, obispo de Apatzingán