Doug Jones, el actor tras el monstruo

COMUNICA.- Doug Jones es el actor tras el monstruo en el filme “La forma del agua” de Guillermo del Toro. Su rostro es poco conocido pues la mayoría de las veces se oculta tras las prótesis faciales y corporales necesarias para sus caracterizaciones.
 
La excelencia de su arte la podemos ver actualmente como la criatura de la que se enamora “Elisa Esposito” (Sally Hawkins), en The Shape of Water (La forma del agua), la cinta más reciente del cineasta mexicano Guillermo del Toro respaldada por múltiples nominaciones llevándose en estos últimos días el galardón a Mejor Director en los Globos de Oro y de los Críticos de Cine de Estados Unidos a Mejor Película y Mejor Director.

Nacido en Indiana hace 57 años, es el actor fetiche del cineasta mexicano y ha colaborado con él en sus películas más icónicas, como Mimic, Hellboy I y II y El laberinto del Fauno; también participó en producciones como Star Trek: Discovery, The Strain, Falling Skies y Los cuatro fantásticos.

Jones, de complexión muy delgada y con una estatura de 1.92 m, es capaz de adaptarse a cualquier tipo de personaje extraño que se le ofrezca, si agregamos a esto su alta especialidad en mímica y contorsionismo, donde lo suyo es el manejo absoluto de su cara y cuerpo, podemos comprender la efectividad de sus personajes.

Del Toro y Jones se conocieron en 1997, cuando el director mexicano filmó por primera vez en Estados Unidos, para el filme Mimic ahí alguien le sugirió para el personaje Long John a Doug. Quedaron impresionados uno del otro, Doug por la humildad y amor por los monstruos de Del Toro, y el tapatío sorprendido por la capacidad del actor.

En La forma del agua Doug caracteriza a un humanoide anfibio que se enamora de la protagonista, Sally Hawkins, una empleada de la limpieza, muda, que trabaja en unos laboratorios secretos.

Actor favorito de Guillermo del Toro, Doug Jones es sin duda uno de los actores más camaleónicos con que la industria fílmica cuenta hoy en día, lo que lo ha llevado a interpretar a los monstruos más emblemáticos del director mexicano.

Hombre sencillo, afectuoso y amable bromista en ocasiones, Doug Jones comentó en entrevistas que, a diferencia de otros monstruos que ha interpretado, “este únicamente significaba tres horas de caracterización”.

Su sensible, comprometida y elegante actuación como ‘Abe Sapien’ en Hellboy, y ahora en The Shape of Water, le ha dado un perfil muy alto y un apoteósico elogio del público y la crítica.

JCM/AA