Proponen vender autos de corralones a 45 días de su ingreso

Ciudad de México, diciembre 3 de 2017 ( COMUNICA ).- La Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados, analiza un punto de acuerdo para exhortar a los gobiernos estatales a vender en 45 días naturales, los automóviles y camiones en condición de abandono que ingresan a los corralones por la comisión de infracciones, y no en tres meses.

En un punto de acuerdo, la diputada panista María Verónica Agundis Estrada, expuso que por el proceso burocrático y los lapsos para la enajenación de vehículos abandonados en los llamados corralones, en ocasiones superan los 365 días.

Mencionó que con frecuencia los propietarios o representantes no logran acreditar la propiedad, o cuando sí lo hacen, son tan elevadas las multas que superan el valor del vehículo y prefieren perderlo o no reclamarlo.

“Esta situación hace que se mantenga el carro en el depósito hasta por 10 años, y cuando las autoridades tienen la facultad de adjudicarlo y venderlo, ya sólo es una chatarra inservible que pierde su valor hasta en un 95%”, detalló.

Agundis Estrada precisó que esta propuesta sería aplicable sólo en los casos en los que el dueño o representante legal no se presente o que en 45 días naturales no logre comprobar la propiedad del vehículo o que se encuentre en algún proceso legal o administrativo para su retiro

Refirió que en la Ciudad de México existen 32 depósitos vehiculares, en los cuales entra un promedio de 80 unidades diarias y salen 30 en un plazo mínimo, lo que “puede suponer que el abandono puede llegar a ser de un promedio de 40 a 50 por ciento o más por distintas causas”.

La panista resaltó que en el Código Administrativo del Estado de México, el abandono es declarado a los tres meses de la notificación, a excepción de los que se encuentren en proceso judicial; el mismo caso aplica para el municipio de Puebla, en el artículo 162 bis del Código Fiscal y presupuestario, y así sucesivamente en diferentes órdenes jurídicos de muchos ayuntamientos del país.

La sobresaturación de los corralones, relató, trae consigo varios factores negativos como costos administrativos de entre 40 y 50 pesos diarios por unidad, contaminación ambiental y visual, riesgos sanitarios por acumulación de basura y agua estancada que crean mosquitos, roedores y otras especies dañinas para la salud.

Además, podrían darse posibles siniestros al contener gasolinas y aceites flamables, sin dejar de lado el deterioro de los vehículos por el paso del tiempo y la rapiña ilegal que genera cuantiosas ganancias; a pesar de que al entrar a las instalaciones de los depósitos se realiza un inventario, por encontrarse muchas veces estos lugares sin protección limítrofe, individuos externos e internos aprovechan la oportunidad en beneficio propio o grupal.

La modificación a la normatividad podría traer beneficios como la reducción de costos administrativos y por almacenamiento, desalojo de los depósitos, reutilización de unidades para el bien común de la localidad y/o subasta pública avalada por un consejo ciudadano, entre otros.

JCM