Sistema de partidos debe prevalecer: políticos

Ciudad de México, diciembre 6 de 2017 ( COMUNICA ).- El sistema de partidos en el país es una forma de democracia que debe prevalecer, incluso, con financiamiento público, coincidieron políticos y expertos electorales.

En el marco del seminario A 4 Décadas de la Reforma Político Electoral de 1977, políticos como Manlio Fabio Beltrones, Arturo Núñez, Amalia García, señalaron —además— en la necesidad de que los legisladores de representación proporcional se mantengan.

El ex dirigente nacional del PRI y promotor de los gobiernos de coalición, Beltrones Rivera, subrayó que en 1977 se construyó una reforma política de buen calibre que sentó las bases de la pluralidad, la democracia, el sistema de partidos, la representación política amplia e incluyente a través de la fórmula mixta que combina representación directa y proporcional, lo que permite la coexistencia de mayorías y minorías, entre otros.

Consideró necesario conservar la representación proporcional que tienen los partidos en el Congreso, porque existe la obligación de mantener la pluralidad.

Destacó que para las elecciones de 2018 ningún partido político alcanzará más de 35% de las preferencias en la votación.

“Para 2018 esperamos que los resultados sean de tercios, no más de 30%. Entonces, la disyuntiva es si reducimos la representación de los partidos y premiamos al gobernante”, dijo.

El gobernador de Tabasco, Núñez Jiménez (PRD), expuso que en el sistema político mexicano no hay nada mejor que la existencia de los partidos políticos, y éstos están obligados a superarse democráticamente.

Las candidaturas independientes, explicó, no funcionan para solucionar los problemas del país.

“No hemos inventado nada mejor al sistema de partidos, sin ellos habría una crisis de gobernabilidad”, destacó el mandatario, también ex priísta y quien llegó al frente de Tabasco de la mano del PRD.

Opinó que se debe modificar el tema del derecho de asociación política, que permite la constitución de partidos políticos únicamente cada seis años, sino que se puedan crear todos los días.

Lo que es necesario revisar, precisó Núñez Jiménez, es el financiamiento a las instituciones políticas.

“Hay que revisar las bases del financiamiento a los partidos y no salir con demagogia de que se entregan las prerrogativas. Lo que debe desaparecer es el gasto ilegal que se hace”, comentó.

El ex candidato presidencial del PAN en 1994, Diego Fernández de Cevallos, consideró que el financiamiento público a los partidos políticos se debe reducir en 95%.

“Es un dispendio espantoso, si queremos limpiar a los partidos políticos, debemos fortalecer a los organismos electorales”, afirmó.

Fernández de Cevallos se refirió al avance que en materia electoral ha tenido el país. Sin embargo, dijo, algo falla porque no hay una satisfacción social.

“El gran desafío de México”, opinó, “es apostar al fortalecimiento de un auténtico Estado de derecho, porque las primeras trampas están en lo electoral y sólo con la ley se pueden combatir”.

El político panista detalló que si la ley no se aplica, todo lo que se avance en democracia caerá al vacío, por ello, aseguró que es necesario fortalecer al Poder Judicial.

La perredista Amalia García indicó que el financiamiento a los partidos políticos se debe moderar.

“Ha habido un exceso en los montos, sin piso parejo”, advirtió.

Sin embargo, reconoció que desaparecer el recurso público para los partidos políticos es peligroso, sobre todo ante la presencia de la delincuencia organizada.

Emilio Chuayffet Chemor, quien en su momento formó parte del desaparecido Consejo Nacional Electoral, se manifestó en contra de la desaparición del financiamiento público a partidos políticos.

Difícil elección, vaticinan en el INE. El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, destacó en el encuentro celebrado ayer que la elección de 2018 será difícil y se tendrá un momento de redistribución del poder político.

“No tendremos ganadores absolutos ni tampoco perdedores absolutos”, adelantó el encargado del INE.

Quien gane la Presidencia de la República, aseveró, probablemente tendrá ausencia de mayorías, deberá negociar y generar acuerdos.

Córdova Vianello subrayó que las elecciones son una oportunidad para que la ciudadanía reivindique los valores democráticos.

Por separado, Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), sustituido en su momento por el INE, consideró que tras el proceso electoral del 1 de julio de 2018, se vivirá una nueva reforma electoral.

Lo que es necesario hacer antes que ello, apuntó, es identificar las fortalezas y las debilidades.

Leonardo Valdés Zurita, también ex consejero presidente del IFE, se manifestó a favor de la segunda vuelta, la cual —expuso— legitima la elección, no al ganador.

JCM