Emotivo reencuentro
Un surcoreano de 92 aņos, abraza a su hijo norcoreano, de 71 aņos, durante las reuniones familiares intercoreanas.